El monasterio atalaya del Camp de Tarragona

Castell d'EscornalbouCastell d'Escornalbou
RIUDECANYES

Serpentea por la Sierra de la Argentera una carretera que parece no tener final. En una de las cumbres de estas montañas del macizo prelitoral sorprende encontrar un atractivo injustamente poco admirado. Empezamos esta TripIdea en una auténtica joya de la Costa Daurada, en el Castell Monestir de Sant Miquel d’Escornalbou.


No es extraño imaginar porque sus primeros fundadores situaron la construcción en este lugar. La posición elevada del CastellMonestir de Escornalbou -a unos 600 metros de altitud- hace que sea una atalaya única para admirar el Camp de Tarragona. Los días claros se puede ver todo el golfo de San Jordi y más allá (desde el Cabo de Salou hasta la Punta del Fangar del Delta del Ebro), e incluso, si tienes mucha suerte, ¡el Puig Major de Mallorca!

En el siglo XII, un grupo de frailes agustinos recibieron el encargo de levantar el edificio sobre las ruinas de antiguas fortificaciones. La restauración actual es responsabilidad de Eduard Toda, diplomático y filántropo reusense que estableció aquí la residencia a principios del siglo XX. Las habitaciones señoriales o la excepcional biblioteca te darán una idea de la vida burguesa que llevaba Toda hasta que se arruinó durante la Guerra Civil. 

Excursió Excursió

Ruta por los caminos de la Baronía

El Castell Monestir de Escornalbou es para muchos el origen o final de una excursión a pie o en BTT por su baronía. Caminos que te llevan a conocer pueblos rurales como Riudecanyes, Duesaigües, Argentera, Vilanova d'Escornalbou o Mont-roig.

Si te limitas al monasterio, ¡también puedes caminar! Entrando por una de las puertas laterales de la fortificación, accedes al paseo dels Frares, un camino circular de un cuarto de hora, durante el cual cambiarás el paisaje de la llanura por el bosque de montaña. Y para tener una vista privilegiada del monasterio de piedras rojizas deberás subir hasta la Ermita de Santa Bárbara, en lo alto del cerro. Con la excusa de su ubicación se consagró a la virgen protectora de los rayos y las tormentas.

Sin duda es una salida completa con ingredientes de senderismo, visita de patrimonio histórico y contacto con la fauna y flora. ¡Con un poco de suerte incluso podrás divisar alguna águila perdicera!

Tasta Verd, la feria de la tierra de la Costa Daurada

Para empezar la primavera, en la cercana población de Riudecanyes celebran un encuentro para reivindicar los frutos de la tierra y homenajear los hombres y mujeres que trabajan el campo para darnos a todos productos de calidad. Es el Tasta Verd, la feria de los sentidos, una fiesta con muestra de oficios, exposición de productos agrícolas de cultivo tradicional y ecológico, y degustaciones de aceites y vinos. Habaneras, espectáculos de calle, y actuaciones de castells ponen las notas de color

Suele ser el último sábado de marzo de 10h a 20h. Si llegas temprano incluso podrás ver la llegada del carro del pescado en la plaza y participar en la divertidísima subasta de la pesca del día procedente de Cambrils. ¿Quién da más? ¡Adjudicado!

Planifica tu viaje a la Costa Daurada: 

 

Experience Catalunya

 

Descárgate la aplicación móvil:

Minube costa daurada

Platges.cat costa daurada
 

 

También nos encontraréis aquí:

 

¿Qué necesitas?